Toxina botulínica, rellenos y láser-resurfacing desplazan al peeling - Centro Médico Prada

Toxina botulínica, rellenos y láser-resurfacing desplazan al peeling

Toxina botulínica, rellenos y láser-resurfacing desplazan al peeling

Al rechazo a envejecer se une un poder adquisitivo más alto y una oferta de técnicas y tecnologías que ofrecen un perfil de seguridad cada vez mejor gracias a procedimientos mínimamente agresivos y fórmulas mejoradas, "lo que permite que el paciente pueda incorporarse a su vida normal inmediatamente, evitando cualquier efecto secundario indeseable", explican Pedro Jaén, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal, en Madrid, y Manuel Fernández Lorente, dermatólogo del equipo de Jaén, en una entrevista con CF.

Estos expertos señalan que las técnicas más consolidadas -que cuentan con fiabilidad y garantía a lo largo de los años y que están respaldadas por ensayos clínicos aleatorios- son el peeling químico, la dermoabrasión, el lifting por radiofrecuencia, la implantación de materiales de relleno, la infiltración con toxina botulínica y los láseres de resurfacing. Jaén ha coordinado en el Hospital de Conxo, en Santiago de Compostela, la octava edición del curso Dermatología Cosmética para residentes de Dermatología, que cada año organiza el Grupo Español de Cosmética y Terapéutica Dermatológica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), con el apoyo de La Roche-Posay. En la reunión, Julián Sánchez Conejo-Mir, catedrático de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla, señaló que a pesar de la regresión del tradicional peeling, "las nuevas formulaciones han logrado convertirlo en estándar con fines estéticos o terapéuticos (principalmente manchas faciales y acné), bien aislado, bien en combinación con otros tratamientos". Pero frente a él y otras técnicas quirúrgicas, a las que se recurre como segunda opción en procedimientos estéticos, se posicionan las técnicas no ablativas (que no dejan costras), los rellenos, el láser y las infiltraciones de toxina botulínica, junto a nuevas tecnologías como la luz pulsada.

Jorge Soto, de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco, corrobora que "entre las opciones disponibles, las técnicas de resurfacing han tenido un gran desarrollo, y la aparición de nuevos dispositivos ha incrementado el interés respecto a su eficacia e indicaciones, tanto entre los profesionales médicos como entre el público". Eso sí, Soto advierte de que "en el momento de la irrupción de una nueva técnica, se tiende a desplazar al resto y a que la última en llegar se constituya como referencia de calidad. Pero su interés siempre debe valorarse en cada caso, en función de criterios científicos y práctica profesional".

Botox y rellenos

Jaén explica que, "al contrario de lo que ocurre con los peelings, el empleo de materiales de relleno cuenta con un crecimiento exponencial, pero el paciente siempre debe saber si se le implanta un material reabsorbible o permanente, puesto que esta segunda opción es irreversible". Por encima de todas las opciones, la toxina botulínica se ha configurado como la técnica estética que más ha aumentado en los dos últimos años: el botox arrasa, se ha convertido en el procedimiento estrella, por encima de los peelings, el resurfacing y la depilación por láser en Estados Unidos y cada vez más en Europa.

Fernández Lorente arguye a su favor que "las arrugas del entrecejo, perioculares y de la frente mejoran de forma espectacular con una adecuada técnica de inyección, durante unos seis meses después de cada inyección. En veinte años de práctica profesional nunca ha habido un procedimiento con un balance riesgo/ beneficio mejor, lo que explica su difusión en el mundo estético, necesitado de alternativas a la cirugía".

El rejuvenecimiento facial, en expansión

Tipos de procedimientos dermocosméticos de elección, indicaciones y resumen del perfil de riesgo/ beneficio.

  • Láseres resurfacing: Renuevan las estructuras de la piel y estimulan la generación de colágeno. Proporcionan resultados superiores a las técnicas tradicionales y son más seguros, por lo que la demanda de eficacia con mínimos efectos secundarios ha disparado su uso. Las más utilizadas son lifting por radiofrecuencia y el láser fraxel (fototermolisis fraccional). Se indican en léntigos actínicos, poiquilodermia, arrugas o telangiectasias).
  • Materiales de relleno: El empleo de materiales de relleno (colágeno, ácido hialurónico, isolagen, poli-láctico, acrilamida, gore-tex, soft-form, metacrilatos, biopolímeros) tiene un crecimiento exponencial. Se debe seleccionar entre un material reabsorbible o permanente, y en esta segunda opción, el paciente debe conocer su irreversibilidad y la escasa experiencia en años de seguimiento de algunos de los nuevos materiales.
  • Toxina botulínica: Es el procedimiento cosmético más demandado. Está indicado especialmente para las arrugas de expresión de la mitad superior de la cara. Su efecto paralizante anula o suaviza los gestos que producen las arrugas de expresión durante un periodo de tiempo prolongado y sin necesidad de preoperatorio ni postoperatorio, pero su uso inadecuado y abusivo entraña múltiples riesgos.
  • Peeling químicos: El peeling químico ya no es un procedimiento de máxima vigencia. Se clasifican en superficiales, medios y profundos. Los primeros exfolian la epidermis y los últimos pueden llegar a regenerar la dermis profunda, pero a expensas de alta incidencia de efectos secundarios y están en desuso. Su éxito depende de la correcta indicación, preparación del paciente, elección del agente químico, técnica y cuidados posteriores.
  • Cirugía cosmética: Se recurre a ella cuando los procedimientos menos agresivos (láser, toxina botulínica, rellenos) no pueden solucionar el problema que plantea el paciente. Las técnicas con los resultados más contrastados son la blefaroplastia, corrección de pabellones auriculares, liposucción y corrección de onicopatías. Cada día adquieren más importancia técnicas quirúrgicas terapéuticas como la cirugía de Mohs en cáncer de piel.
  • Trasplante de pelo: La técnica más empleada con diferencia es la de los mini-micro injertos. Los resultados estéticos son excelentes y se puede realizar tanto en alopecias femeninas como en masculinas, pero es un procedimiento muy dependiente de la destreza de quien lo realiza.

Los cosméticos, la opción de elección a largo plazo en rosácea y cuperosis

Una encuesta realizada entre dermatólogos de toda España, presentada en Santiago de Compostela por Miguel Sánchez Viera, del Servicio de Dermatología del Hospital Gregorio Marañón y director del Centro de Dermatología Cosmética y Láser, ambos en Madrid, señala que los cosméticos se sitúan por delante de otras opciones terapéuticas en dos de las afecciones dermatológicas más consultadas en consultas de Dermatología y farmacias, la rosácea y la cuperosis.

Los cosméticos se emplean más a menudo que tratamientos tópicos con antibióticos y corticoides u otras intervenciones médicas, quizá porque a largo plazo otorgan resultados más satisfactorios que los fármacos sistémicos, más útiles en brotes agudos. Sánchez Viera destacó que las mujeres de entre 20 y 50 años son quienes más recurren a ellos (66 por ciento). Sánchez Viera recomienda que la venta del producto se acompañe de consejo sanitario sobre su empleo más adecuado, siguiendo criterios de tolerancia, emoliencia, fotoprotección y como complemento para la prevención y el tratamiento.

Fuente: Correo Farmacéutico 13.03.06

About Author

Related posts

Deja un comentario