Seguridad y beneficios de los edulcorantes bajos en calorías - Centro Médico Prada

Seguridad y beneficios de los edulcorantes bajos en calorías

Seguridad y beneficios de los edulcorantes bajos en calorías

Los principales expertos en la comunicación de la seguridad y los riesgos de los aditivos alimentarios se han reunido en el Simposio “Aplicación de los edulcorantes bajos en calorías, seguridad y contribuciones a la salud”, organizado por la Fundación de Investigación Nutricional (FIN), en el marco del 2º Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública, para analizar la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías y reafirmar la función positiva que pueden desempeñar en la dieta.

Un aspecto clave del debate ha sido el reto que enfrentan los profesionales de la salud para ayudar a los consumidores a comprender que los edulcorantes bajos en calorías son seguros, que están aprobados y que pueden usarse para endulzar una gran variedad de alimentos y bebidas, sin aumentar el valor calórico total.

Aunque los edulcorantes bajos en calorías se encuentran entre los aditivos alimentarios más estudiados, todavía hay confusión entorno a su seguridad y sus beneficios. “Durante años se nos ha bombardeado con información sobre los edulcorantes bajos en calorías a través de los medios de comunicación e Internet, en gran parte de forma engañosa e incorrecta. Es difícil para los profesionales de la salud tranquilizar a los consumidores de que son seguros, y ayudarles a entender que en algunos casos, la sustitución de alimentos o bebidas azucaradas por unos con edulcorantes bajos en calorías podría ser beneficioso”, ha declarado el Prof. Lluís Serra-Majem, presidente de la Fundación de Investigación Nutricional.

Asimismo, ha añadido que: “los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías son incuestionables entre la comunidad científica, y para ciertos sectores de población que los consumen y disfrutan de sus beneficios habitualmente –como las personas con diabetes. La Fundación de Investigación Nutricional cree que este mensaje debe, ahora, filtrarse al resto de la población para que, gracias a esta información, pueda tomar elecciones informadas sobre la inclusión de edulcorantes bajos en calorías en su dieta.”

Esta apreciación se ha reflejado también en las ponencias realizadas durante el Simposio por el Profesor Andrew Renwick, experto en evaluación de seguridad de edulcorantes bajos en calorías, por el Dr. Adam Drewnowski, líder en enfoques innovadores de investigación para la prevención y el tratamiento de la obesidad, y por el Profesor Ragnar Löfstedt, destacado comentarista de comunicación de riesgos y la función de los medios en los miedos sobre seguridad alimentaria.

El Dr. Drewnowski destacó el importante papel que los edulcorantes bajos en calorías pueden desempeñar en el control del peso y en la diabetes afirmando que: "Basado en una revisión de la epidemiología y de la evidencia clínica, los endulzantes bajos en calorías siguen siendo una herramienta poderosa para el control de peso, la obesidad y la diabetes y es importante que los consumidores sean conscientes de ello. "

El Simposio ha destacado, además, la importancia de los medios en el proceso de comunicación. “Dada la cantidad masiva de información errónea sobre los edulcorantes bajos en calorías, por otra parte en continuo reciclaje, es importante que las fuentes de los medios responsables ofrezcan a los consumidores información sobre las conclusiones de las evaluaciones de seguridad que se llevan a cabo por las autoridades reguladoras independientes como el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios y Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria OMS/FAO”, ha explicado el Profesor Renwick en su exposición.

Del mismo modo, el Profesor Löfstedt cree que los medios desempeñan un papel clave para ayudar a los consumidores a entender que las fuentes científicas son fiables: “Una forma de iniciar este proceso sería disponer de una lista de medios de comunicación que ayude a los periodistas a diferenciar mejor entre riesgo, incertidumbre, ciencia y puro lobbying”. En este sentido, Löfstedt ha indicado que los propios reguladores desempeñan una importante función comunicativa: “Necesitamos que haya una mayor y mejor comprensión del amplio trabajo realizado por los reguladores en el área de la seguridad alimentaria. Los reguladores deben convertirse en mejores comunicadores del riesgo y hacer su mundo más accesible a los consumidores".

En este sentido, el Profesor Carlo LaVecchia y el Profesor Tur-Mari, moderadores del simposio, han concluido la jornada declarando que los profesionales de la salud no pueden superar este reto solos: “A pesar del gran número de videncias sobre la ausencia de riesgo para la salud de los edulcorantes bajos en calorías, el público está sujeto a las repetidas alarmas. Nos gustaría ver que las autoridades reguladoras y los profesionales de los medios de comunicación, como asesores de confianza para los consumidores, continúan trabajando juntos en un esfuerzo combinado por separar la realidad de la ficción en lo relativo a los edulcorantes bajos en calorías, en un esfuerzo concertado para acabar definitivamente con la información errónea”.

En la Unión Europea hay nueve edulcorantes bajos en calorías aprobados para uso alimentario: acesulfamo-K (E950), aspartamo (E951), sal de aspartamo y acesulfamo (E962), ciclamato (E952), neohesperidina DC (E959), sacarina (E954), sucralosa (E955), taumatina (E957) y neotamo (E961).

Fuente: Med-Estética.com 30.09.2010

About Author

Related posts

Deja un comentario