fbpx

Se valorará la salud mental del menor ante la cirugía estética

Se valorará la salud mental del menor ante la cirugía estética

La Consejería de Salud de Andalucía está trabajando en un decreto para proteger la salud de los menores que se someten a intervenciones de cirugía estética. Según esta normativa, todos los menores de la comunidad deberán realizar un examen psicológico que determine su grado de madurez y descarte desórdenes que contraindiquen la intervención.

"Los miembros de la SECPRE por norma no operan de cirugía estética a adolescentes", según ha explicado a DM Antonio Porcuna, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE). Se observan dos excepciones específicas: las orejas desplegadas en los niños y las hipertrofias mamarias virginales. En el caso de la cirugía reparadora, los principios son diferentes.

Según Porcuna, "la norma que quiere sacarse está bien pero es obsoleta porque no estamos operando a adolescentes ni en Madrid, ni en Barcelona, ni en Andalucía. Asimismo, ha habido una iniciativa promovida por Ángela Merkel en la Unión Europea para regular a nivel comunitario las operaciones en los menores de edad".

Razones psicológicas

El proyecto andaluz establece como requisito la elaboración de un informe psicológico que permita valorar si el menor es capaz de comprender plenamente los riesgos y beneficios de la operación, que deberán serle explicados. El estudio deberá realizarlo un profesional ajeno al centro sanitario que realice la intervención.

Desde la SECPRE, Porcuna opina que es el cirujano el médico competente para determinar "qué pacientes deben someterse a una operación de cirugía estética y cuáles no. Hay que valorar si el paciente es capaz de aceptar las consecuencias irreversibles que puede conllevar una intervención quirúrgica". Se trata, mediante una conversación, de averiguar si el paciente está psicológicamente preparado. Es importante no banalizar la cirugía: "Parece que se trata de una crema de belleza. Los cirujanos debemos insistir en nuestras consultas sobre los posibles riesgos". Un paciente que se somete a cirugía estética debe aceptar los riesgos y los resultados. Por eso, "aunque puede aumentar la autoestima", los adolescentes deben entender que no les va a cambiar la vida o a asegurar el éxito.

El proyecto establece que los menores deberán otorgar su consentimiento informado, en el que tendrán que figurar los datos disponibles de tasas de éxito y efectos secundarios.

Porcuna explica que los procedimientos estéticos son muy variados. En el caso de los menores y puesto que no ha finalizado su desarrollo, "si tocamos la cara, por ejemplo, también tocamos los núcleos de crecimiento óseo. No se realiza por motivos médicos". Lo mismo ocurre en los implantes mamarios, que pueden producir una atrofia en el tejido glandular. En España se realizan más de 350.000 operaciones de estética anuales.

Fuente: Diario Médico 29.01.08

About Author

Related posts

Deja un comentario