fbpx

¿Se pueden quitar las pecas, verrugas y lunares?

¿Se pueden quitar las pecas, verrugas y lunares?

Según el tipo de lesión de la piel, el procedimiento para eliminar las pecas, los lunares y las verrugas es diferente.

  • Pecas y manchas cutáneas.

Si como pecas entendemos las manchas de la piel que suelen verse en la cara y los brazos, con distribución uniforme y sobre todo en personas de piel clara, como rubias o pelirrojas, se trata de lesiones pigmentadas situadas en una capa relativamente superficial de la epidermis, por lo que pueden aclararse o eliminarse, en algunos casos, con luz pulsada IPL, tratamiento que produce una eliminación de la capa más superficial de células muertas de la piel, que se descama en pocos días y es sustituida por piel nueva, yéndose de este modo la pigmentación de las pecas y manchas, y adquiriendo la piel una tonalidad más uniforme. Este tratamiento se realiza sobre todo en cara y escote, y también puede hacerse en el dorso de las manos, donde las lesiones pigmentadas que aparecen con más frecuencia están relacionadas con la edad.

Sin embargo, hay que advertir que las lesiones pigmentadas en las personas pelirrojas pueden ser resistentes a la eliminación mediante luz pulsada o láser, del mismo modo que la fotodepilación o depilación láser en ellas suele ser ineficaz, ya que estas personas tienen un tipo de melanina (pigmento de la piel y del pelo) de tipo diferente al resto, que no capta la energía del mismo modo que la melanina común de color oscuro.

  • Lunares planos o “nevi”.

Un “nevus” o lunar plano es una mancha en la piel de color más oscuro y bordes irregulares, y que suele llegar a más profundidad en la epidermis. En este caso, se recomienda evitar los tratamientos con láser o luz pulsada, que, aunque pueden aclarar algo la lesión, no alcanzan a la misma en toda su profundidad, y además pueden estimular las células que la componen de forma inapropiada y desencadenar la aparición de un tumor (melanoma) que es muy agresivo y de mal pronóstico. De hecho, hay personas que tienen “nevi” denominados displásicos, que en su estudio al microscopio tienen algunos signos típicos de los tumores y, aunque son lesiones aún benignas, tiene mayor riesgo de lo normal de malignizarse, sobre todo si reciben mucho sol.

Los “nevi” o lunares pueden extirparse sólo por estética, pero si alguno de ellos comienza a crecer de repente, desarrollando bordes muy irregulares, o pica, o sangra, o sale en su centro una mancha más oscura, etc., se recomienda extirparlo y analizarlo, para asegurarse de que no ha habido malignización. En cualquier caso, esta extirpación ha de hacerse con bisturí, cerrando después el hueco creado por la eliminación de la lesión con pequeños puntos.

Las lesiones de gran tamaño, como “antojos”, también tienen riesgos de malignización, por lo que se recomienda su eliminación. Si, por su extensión, no se pueden extirpar totalmente en una sola sesión, se pueden planear extirpaciones parciales sucesivas, separadas varios meses, en las que en cada sesión se elimina una porción, con lo cual la lesión se reduce, hasta eliminarla totalmente. O bien se pueden utilizar expansores cutáneos, que son como globos se colocan en una primera intervención vacíos bajo la piel normal vecina a la lesión, y después, mediante una válvula que tienen, se van inflando progresivamente en consulta, lo que provoca el estiramiento de la piel, para en una segunda intervención retirar el expansor, eliminar la mancha y utilizar la piel estirada para cubrir el hueco.

  • Lesiones abultadas.

Generalmente también alcanzan niveles profundos de la epidermis e incluso de la dermis, por lo que su eliminación requiere extirpación con bisturí y sutura con pequeños puntos.

  • Verrugas.

Las verrugas son lesiones no pigmentadas, es decir, del color del resto de la piel, y pueden estar pegadas al resto de la piel o tener un “cuello” o pedículo. Pueden eliminarse con bisturí, o bien con ciertos tipos de láser ablativo (CO2, Erbio-YAG, etc.) o mediante congelación con nitrógeno líquido, que es el método preferido por los dermatólogos.

Dra. Prada

About Author

Related posts

Deja un comentario