Postoperatorio de la mini-abdominoplastia - Centro Médico Prada

Postoperatorio de la mini-abdominoplastia

Postoperatorio de la mini-abdominoplastia

Dependiendo del tipo de cirugía que se haya hecho, podrá ser dado/a de alta a su domicilio al cabo de pocas horas, o bien al día siguiente.

Tras la mini-abdominoplastia es normal encontrarse cansado/a y con molestias e inflamación en el abdomen durante unos días. Deberá tomar la medicación que se le prescribirá, que consiste en un antibiótico, para prevenir infecciones, y en calmantes, para combatir las molestias y estar lo más confortable posible durante ese tiempo. A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Durante los 3 o 4 primeros días del postoperatorio, las molestias son mayores; después de ese tiempo, podrá hacer vida casi normal, aunque tendrá molestias durante un par de semanas.

Los vendajes se retiran a los 2, 3 o 4 días tras la intervención. A partir de esa primera cura, podrá ducharse entero/a (antes no debe hacerlo, para no mojar el vendaje), y después curar las incisiones con povidona yodada (Betadine®) y gasas limpias, sujetas sólo con la faja que se le haya prescrito. Esta faja deberá llevarse, incluso para dormir, durante 1 mes y medio. Es normal que aparezcan pequeñas costras o un poco de líquido a través de las incisiones. La cirujana hará revisiones durante los meses siguientes a la operación.

Las suturas son intradérmicas y reabsorbibles. Esto quiere decir que no hay ningún punto visible y no hay que quitarlos, ya que se disuelven dentro del cuerpo con el tiempo.

La cicatriz estará rosada de aspecto, y dura al tacto, durante varias semanas o meses, dependiendo de la forma de cicatrizar de cada paciente. Incluso puede dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses tras la cirugía. Esto es normal. Irá mejorando progresivamente, para convertirse finalmente en una línea blanca poco visible, no antes de 9 a 12 meses. Es preciso aplicar protección solar (cremas con SPF de 50 o 60, que venden en farmacias) sobre la cicatriz si se va a tomar el sol antes de que ésta esté completamente blanca. De lo contrario puede pigmentarse, es decir, oscurecerse, y quedar así demasiado visible. A pesar de que la cicatriz no desaparecerá nunca, no se verá, incluso cuando se lleve bikini o bañador.

No es conveniente mantener relaciones sexuales durante la primera semana tras la intervención, o hasta que las molestias lo permitan.

Puede llevar de unas semanas a unos pocos meses el volver a sentirse como siempre. Las personas con buen estado físico previo se recuperan antes. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. Incluso la gente que no practica deporte antes de la cirugía debe realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir el riesgo de trombosis venosa en las piernas y tonificar los músculos. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo/a.

About Author

Related posts