Planificación de la cirugía de otoplastia - Centro Médico Prada

Planificación de la cirugía de otoplastia

Planificación de la cirugía de otoplastia

Como toda intervención de cirugía estética, es importante una adecuada planificación de su auriculoplastia.

En la primera consulta, recibirá información sobre la intervención, y la cirujana realizará la historia clínica, evaluando la forma, tamaño y grado de despegamiento de las orejas, así como su simetría, y el estado general de salud. Si es usted el paciente, es importante que diga si padece alguna enfermedad importante, si es fumador/a, si toma alguna medicación, y si es alérgico/a a algún medicamento o producto. Si lo es su hijo/a, debe comunicar la misma información, así como la importancia que concede el niño/a al aspecto de sus orejas, y su relación con los compañeros de colegio.

También debe preguntar todo aquello que dude. La cirujana le explicará qué resultados pueden obtenerse y qué técnica quirúrgica es la más adecuada. Es importante que comunique a la cirujana cuáles son sus expectativas, para que pueda explicarle si pueden cumplirse o si hay limitaciones a las mismas. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, y dónde se realizará la cirugía.

Asimismo, en la consulta se le informará sobre el coste de la intervención, y la forma de pago. La auriculoplastia con fines estéticos no está cubierta por la Seguridad Social ni por las compañías de seguros médicos privados excepto en casos en los que hay un trastorno psicológico asociado o cuando la deformidad es muy importante, y siempre y cuando sea durante la edad escolar. En los restantes casos se considera cirugía estética, y ha de realizarse de forma privada.

Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía. Es preciso realizar un estudio preoperatorio, que incluye un análisis de sangre y un electrocardiograma. No es preciso realizar radiografías, a menos que padezca alguna enfermedad que así lo requiera. Es importante que cuente con algún familiar o acompañante que pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta, y que, en caso necesario, pueda ayudarle un par de días. En caso de realizarse la intervención con anestesia local, no tendrá que observar ayuno; si se hace con anestesia general, deberá cumplir con el ayuno prescrito de sólidos y líquidos, durante las 6 horas anteriores a la intervención.

Si fuma, es altamente recomendable que no lo haga durante el período que va de las 3 semanas antes a las 3 semanas después de la intervención. La nicotina del tabaco contrae los vasos sanguíneos, necesarios para una correcta cicatrización de los tejidos, y puede ser fuente de complicaciones postoperatorias.

 

<< Anterior

Siguiente >>

About Author

Related posts

Deja un comentario