Obesidad y nutrición - Centro Médico Prada

Obesidad y nutrición

Obesidad y nutrición

El trabajo en equipo entre psiquiatras, psicólogos, enfermería y profesionales de la nutrición es esencial para abordar a los pacientes con trastornos de la conducta alimentaria (TCA), que engloban patologías diferentes como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. "En todos ellos hay que enseñar hábitos de vida saludable, sobre todo para comer. Es una tarea ardua que requiere de una estrategia, unos recursos y un tiempo para ponerlo en marcha. En el programa que nosotros realizamos obtenemos objetivos positivos", ha explicado a Diario Médico Carmen Gómez Candela, jefe de la Sección de Nutrición y Dietética, del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, a propósito de las jornadas Educación Nutricional en los Trastornos de la Conducta Alimentaria, que se ha celebrado en el centro.

El programa plasmado en el libro Educación nutricional en los trastornos de la conducta alimentaria, y presentado durante las jornadas, se basa en la no dieta, es decir, en una estrategia destinada a conseguir una alimentación más sana y más equilibrada.

Según Gómez Candela, el tratamiento con los pacientes se centra en tres tipos de estrategias: una sobre la composición corporal, en la que se le explica al paciente que el peso es el peor marcador, para que distinga qué parte es agua, grasa, músculo, y qué cambios se producen al hacer ejercicio. Otra versa sobre el ayuno y las prácticas anómalas, "Se les explica que al no comer el metabolismo se adapta y llega un momento en que se deja de perder peso. Han de entender qué tienen que hacer para nutrirse mejor". El tercer bloque se basa en alcanzar una alimentación saludable y consta de varias etapas: "organizar la comida -para muchas personas que hagan cinco comidas al día ya es un logro, cuando apenas comen una vez-; la siguiente es conseguir variedad, aunque sea en pequeñas cantidades, y luego se trabajan las cantidades hasta alcanzar una alimentación más sana".

El programa incluye también educación para gestionar una compra y sobre conceptos básicos de cocinado. "El trastorno por atracón, por ejemplo, es relativamente nuevo y para él estamos preparando una nueva estrategia. Además, el abordaje varía en función de si el problema es de desnutrición, de sobrepeso o de obesidad. Nos podemos encontrar con cualquiera de estas consecuencias. Finalmente tenemos que conseguir que los pacientes entiendan que a donde nos dirigimos es a conseguir un estado nutricional razonablemente normal", a través de la educación. Los familiares también interactúan con terapeutas, que les enseñan los hábitos y costumbres correctas de alimentación, ya que mejorando el medio ambiente de los pacientes se ayuda a evitar sus recaídas.

Se trata de construir una relación de respeto y confianza, de contrato terapéutico, para que se involucren en los programas.

Asimismo, en las jornadas se ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar los contenidos en Internet dirigidos a pacientes con anorexia y bulimia, y ha participado el Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios de la Comunidad de Madrid, que cuenta con un teléfono de información para resolver dudas.

Fuente: Diario Medico 23.02.2010

About Author

Related posts

Deja un comentario