fbpx

La cirugía estética genital es una disciplina relativamente joven dentro de la especialidad de Cirugía Plástica

La cirugía estética genital es una disciplina relativamente joven dentro de la especialidad de Cirugía Plástica

La cirugía estética de la zona genital externa o íntima es una rama relativamente joven de la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

En la actualidad es cada vez más popular, tanto entre hombres como entre mujeres, aunque son éstas últimas las que obtienen resultados más satisfactorios.

En el caso de las mujeres, los procedimientos más solicitados son la labioplastia o reducción de los labios menores y a veces mayores.  La clitoridoplastia o reducción del capuchón del clítoris.  Y la liposucción del Monte de Venus.

Los motivos que llevan a las mujeres a solicitar una intervención en esta zona pueden ser estéticos, bien por descontento con el aspecto de la vulva desde siempre, o porque con la edad ha ido cambiando y adquiriendo una apariencia envejecida.

O bien funcionales, si, por ejemplo, unos labios menores grandes provocan roces e incomodidad en la vida diaria o durante las relaciones sexuales.

Las técnicas de cirugía íntima femenina, si son realizadas por un profesional cualificado, son sencillas, de bajo riesgo, se realizan bajo anestesia local con sedación y en régimen ambulatorio, y proporcionan satisfacción completa en un altísimo índice de casos.

Es posible combinar varias de estas técnicas en el mismo acto quirúrgico, si el caso lo requiere.

En cuanto a los hombres, las intervenciones que se suelen requerir con más frecuencia son el alargamiento y/o engrosamiento del pene, la corrección de secuelas de fimosis, el pene oculto o la incurvación del pene.

También se solicita el rejuvenecimiento escrotal.

Como en las mujeres, la motivación para realizarse la intervención puede ser estética, o también funcional (como en los micropenes o penes enterrados). 

El alargamiento del pene se puede conseguir mediante un procedimiento no quirúrgico con aparatos denominados extensores peneanos, que van alargando el miembro poco a poco por tracción.

O bien mediante cirugía, que consiste en la sección del ligamento suspensorio del pene, situado entre la raíz de éste y el hueso púbico, consiguiendo de este modo un promedio de alargamiento de unos 3 cm. en estado de reposo.

En cuanto al engrosamiento, el procedimiento más comúnmente utilizado es el "lipofilling" o transferencia de grasa autóloga, desaconsejándose la infiltración de materiales sintéticos por su alto índice de rechazos y efectos secundarios.

Dra. Prada.

Fuente: Médico Interactivo 14.09.07

About Author

Related posts

Deja un comentario