fbpx

La cirugía de aumento de pecho en detalle

La cirugía de aumento de pecho en detalle

La operación de cirugía estética para el aumento del pecho mediante la colocación de prótesis o implantes mamarios es una de las intervenciones más solicitadas en nuestro campo porque consigue espectaculares resultados con una cicatriz mínima, de 3 o 4 centímetros, y casi imperceptible, siempre que no haya que realizar procedimientos adicionales y que la cicatrización de la paciente sea favorable.

Se trata de una intervención con muchas variantes en cuanto a técnica. Si desea información en detalle sobre ellas, puede encontrarla en nuestra sección “Preguntas frecuentes > Aumento de pecho, simplemente siguiendo los enlaces correspondientes. Veamos un resumen:

  • En cuanto a la colocación de la incisión en la piel (y posterior cicatriz):
  • Incisión periareolar inferior. La cicatriz queda situada en el borde inferior de la areola del pezón. Es nuestra preferida.
  • Incisión inframamaria. Se hace en el surco bajo el pecho.
  • Incisión en la axila. Nosotros no la empleamos.
  • En cuanto a la creación del “bolsillo” o espacio donde irá alojada la prótesis:

  • Colocación subglandular. La prótesis queda situada entre la glándula mamaria y el músculo pectoral que hay debajo.
  • Colocación submuscular o subpectoral. El implante queda por debajo tanto de la glándula como del músculo pectoral. Existen dos variantes:
  • Plano completamente submuscular. La prótesis queda casi totalmente cubierta de músculo, salvo en un pequeño ojal central (ver dibujo). Es la que nosotros empleamos.
  • Plano parcialmente submuscular o dual. 
  • Plano subfascial. La prótesis queda cubierta por la glándula y por la fascia del músculo pectoral.
  • En cuanto a los tipos de implantes, los tratamos ampliamente en la página “Cirugía > Aumento de pecho > ¿Qué tipos de prótesis hay?”.

Según la técnica que empleamos en CMP de Sevilla, una vez inducida la anestesia se realiza la incisión en la piel y se avanza a través del tejido glandular hasta llegar a la fascia del músculo pectoral, a través de la cual se aprecian las fibras musculares oblicuas. Se separan éstas creando un pequeño ojal, y se despega el músculo pectoral de las estructuras que hay debajo, creando un espacio o “bolsillo” para la colocación del implante.

Este bolsillo llega desde el interior hasta un nivel inferior al surco existente debajo de las mamas, ya que es muy importante que la prótesis quede centrada: si no, se vería demasiado alta. Por lo tanto, después de la operación los surcos submamarios no estarán en el sitio en que estaban antes, sino más bajos, correspondiendo al nuevo volumen de los pechos, y así es como tiene que ser.

Una vez revisado el espacio y colocada la prótesis en su lugar, se realiza una sutura de la incisión que consiste en varias capas de puntos de hilo reabsorbible, es decir, que el organismo disuelve con el tiempo. La última de ellas es una sutura intradérmica, también reabsorbible, que mantiene juntos los bordes de la piel sin puntos externos, de modo que no habrá marcas de éstos ni será necesario quitar sutura alguna.

En esta intervención no dejamos drenajes, porque consideramos que su uso podría provocar contaminación bacteriana de los implantes, que deseamos evitar a toda costa. Colocamos apósitos de gasa y esparadrapo quirúrgico, y finalmente el sujetador indicado en consulta.

La duración media de la intervención, incluyendo la inducción y la salida de la anestesia, suele ser menor de 2 horas.

Si lo desea, puede seguir nuestra descripción del procedimiento en el video resumen de la intervención. Le recordamos que se trata de imágenes quirúrgicas reales:

<< Anterior

Siguiente >>

About Author

Related posts

Deja un comentario