La blefaroplastia puede no ser Cirugía Mayor Ambulatoria - Centro Médico Prada

La blefaroplastia puede no ser Cirugía Mayor Ambulatoria

La blefaroplastia puede no ser Cirugía Mayor Ambulatoria

Así lo afirmaba una sentencia del Tribunal superior de Justicia de Aragón, en la que quedaba claramente delimitada la distinción entre Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), que comprende toda intervención quirúrgica que se realiza bajo anestesia general, epidural o sedación, pero cuyo postoperatorio no precisa ingreso hospitalario, y cirugía menor, que es la realizada exclusivamente bajo anestesia local.

Una médico que abrió un centro sanitario en esa comunidad autónoma autorizado para la realización de cirugía menor practicaba en él pequeñas liposucciones de hasta 400 cc, blefaroplastias y otoplastias, siempre con anestesia local. Tras una inspección de la Consejería de Salud, se le retiró la autorización para realizar estas operaciones, ya que se aducía que el centro carecía de permiso para Cirugía Mayor Ambulatoria CMA, por no cumplir los requisitos para la misma especificados en la Orden de 12 de noviembre de 1997. La dueña del centro presentó un recurso ante el citado Tribunal Superior de Justicia de Aragón, y éste falló en su favor, autorizándola a continuar practicando las mencionadas intervenciones por considerarlas cirugía menor al hacerse exclusivamente bajo anestesia local.

Por nuestra parte, en Centro Médico Prada, CMP, de Sevilla, consideramos que, así como la otoplastia en adultos puede realizarse perfectamente bajo anestesia sólo local, en cambio es siempre aconsejable realizar la blefaroplastia con anestesia local combinada con sedación, ya que el reflejo del parpadeo dificulta técnicamente una intervención ya de por sí delicada y de precisión, y, lo que es más importante, la presión sobre el globo ocular que puede realizarse en algunos momentos de esta cirugía puede desencadenar una reacción vagal en personas propensas, que cursa con mareo y bajada de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial. Si se da esta circunstancia, lo ideal es que la intervención se esté llevando a cabo en un quirófano con un anestesiólogo presente que pueda administrar con prontitud la medicación necesaria para revertirla. Por lo tanto, desaconsejamos la práctica de la blefaroplastia en un centro habilitado sólo para cirugía menor.

Fuente: Diario Médico 09.04.08.

About Author

Related posts

Deja un comentario