La blefaroplastia, la otoplastia y la microliposucción no son Cirugía Mayor Ambulatoria - Centro Médico Prada

La blefaroplastia, la otoplastia y la microliposucción no son Cirugía Mayor Ambulatoria

La blefaroplastia, la otoplastia y la microliposucción no son Cirugía Mayor Ambulatoria

La cirugía mayor ambulatoria (CMA) y la menor han sido delimitadas por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Aragón, que considera que para que se pueda hablar de la primera de ellas "es preciso que se lleve a cabo con anestesia general, epidural o sedación", mientras que la realizada con anestesia local no tiene esa consideración.

El tribunal ha estudiado el caso de una médico a la que le fue concedida la autorización de apertura de un centro sanitario el 1 de marzo de 1996. Una inspección recogió que se practicaban microliposucciones de hasta 400 centímetros cúbicos, blefaroplastias y otoplastias, lo que motivó que el consejero de Salud de esta comunidad suspendiera la práctica de dichas intervenciones hasta que el centro no contara con los medios adecuados para su realización.

La resolución señalaba que la blefaroplastia, la otoplastia y las liposucciones son intervenciones que deben ser consideradas de cirugía mayor ambulatoria, por lo que el centro sanitario debe cumplir con los requisitos mínimos que establece la Orden de 12 de noviembre de 1997 para practicarlas. Por ello, al apreciar carencias materiales procedió a suspender su realización "hasta que no cuente con los medios adecuados".

Según la sentencia, que recoge las argumentaciones de Ricardo Ibáñez Castresana, abogado de la afectada, la cuestión radica en dilucidar si las intervenciones entran dentro de la denominada cirugía mayor ambulatoria o si se deben valorar como cirugía menor. En este sentido, se apoya en la Orden de 12 de noviembre de 1997, que define en su anexo la unidad de cirugía mayor ambulatoria en los siguientes términos: "Establecimiento que dentro de un espacio físico -inmueble- presta servicios de tratamiento quirúrgico a procesos subsidiarios de cirugía realizada con anestesia general, epidural o sedación, que requieren cuidados postoperatorios poco intensivos y de corta duración, por lo que no necesitan internamiento y pueden ser dados de alta pocas horas después del procedimiento".

En consecuencia, según razona el TSJ de Aragón, "para que nos hallemos ante una operación de cirugía mayor ambulatoria es preciso que se realice con anestesia general, epidural o sedación". Por lo tanto, "como las intervenciones estudiadas se realizaban con anestesia local por infiltración no tiene la consideración de cirugía mayor ambulatoria".

Además, el tribunal cree que no es decisivo el hecho de que en el botiquín de medicamentos de la clínica se encontrasen fármacos sedantes, "pues es natural que los haya en un centro sanitario" y "una cosa es que se utilice algún tranquilizante y otra que la cirugía se lleve a cabo con sedación y no con anestesia local".

Por último, ve intrascendente que la práctica de blefaroplastias y otoplastias no figurase en la memoria de actividades presentadas por la afectada para solicitar la autorización administrativa.

"La suspensión de dichas operaciones no se realiza por considerar que no estaban cubiertas por la autorización concedida, sino porque eran supuestos de cirugía mayor ambulatoria y el centro no contaba con los medios adecuados para su realización". Por todo ello, el fallo anula la orden que suspendía la práctica de las intervenciones referidas.

Fuente: Diario Médico 09.04.08

About Author

Related posts

Deja un comentario