Estética masculina: sector en crecimiento - Centro Médico Prada

Estética masculina: sector en crecimiento

Estética masculina: sector en crecimiento

A partir de la aparición del fenómeno “metrosexual”, cada día son más los hombres que se animan a realizar, no sólo tratamientos dermatológicos, sino también operaciones de cirugía estética.

Las cifras más concretas sobre este fenómeno provienen de Estados Unidos donde, de acuerdo con la "American Society for Aesthetic Plastic Surgery", el 52% de los hombres aprueba las operaciones de cirugía estética, mientras que el 79% manifiesta no sentirse avergonzado por llevar adelante un tratamiento estético.

La Dra. Claudia Albanese, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) destaca que “cada vez más hombres visitan al especialista y preguntan por tratamientos ‘mini invasivos’ para de esta forma, verse mejor estéticamente y a su vez, adecuar su apariencia con su estilo de vida". Además, "estos procedimientos tienen la ventaja de ser ambulatorios y efectivos, principalmente en tratamientos de rejuvenecimiento" añade la Dra. Albanese.

En cuanto a los tratamientos más solicitados destacan los peelings y los tratamientos antiacné y de renovación celular de la piel. Los tratamientos cosmetológicos también están a la orden del día y consisten en la realización de sesiones de higienización profunda, recuperación celular, así como la utilización de máscaras de enzimas o vitamina C que producen un efecto de recuperación instantáneo.

Por otra parte, este tipo de sesiones presentan un beneficio "extra" ya que se convierten en un momento de relajación "para cortar con la rutina diaria". En este sentido, Mariana Carro manifiesta que “el hombre suele afrontar el cuidado estético, más por el lado biológico que por el físico. Desde esta perspectiva, utilizan los tratamientos como un elemento "descontracturante", como una forma de alcanzar la relajación y de cortar con la rutina durante dos horas y media por semana”.

Según lo expresado por Mariana Carro, “en los últimos cuatro años, el universo de personas que acude a un centro ha cambiado mucho. El hombre empezó a entrar en el mercado estético de manera muy sutil, acompañando a la mujer. Sin embargo, poco a poco empiezan con un masaje, después pasan a una crema para pies y luego terminan preguntando por las cremas reductoras”.

“Mientras que la mujer consume productos específicos, el hombre, una vez que se introduce en el mundo de la estética, consume de todo, ya que ellos pretenden alcanzar la perfección, más que las mujeres. Por ejemplo, si un tratamiento promete una reducción de cinco centímetros de contorno, el hombre va a exigir, sin preguntar qué le estás haciendo, que ese resultado se cumpla. La mujer en cambio no sólo exige menos, sino que siempre se interesa por saber qué está sucediendo”, puntualizó Carro.

La cirugía estética masculina, otra novedosa costumbre

Si bien el boom de la cirugía no es nuevo, la participación de los hombres en este mundo sí constituye una razón para el asombro, dado que cada vez son más los que se acercan buscando encontrar soluciones a diversas “imperfecciones”, sobre todo en casos de lesiones deportivas o malformaciones.

“Algunos todavía cargan con el perjuicio de que la belleza es sólo para mujeres, pero en la consulta médica logramos que resuelvan las dudas, se sientan relajados y seguros de la decisión que van a tomar para verse bien”, destacó el Dr. Cristian Leonhardt, cirujano plástico, miembro adherente de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (SCPBA).

Fuente: MedEstética.com 05.09.06

About Author

Related posts

Deja un comentario