fbpx

Embarazo y lactancia

Embarazo y lactancia

Es preferible no quedarse embarzada durante el primer año de. Si fuera el caso, deberá hacer una compresión de los senos mediante un sujetador que apriete y sujete bien. Como mínimo, durante los cinco primeros meses. Póngase cremas hidratantes con elastina sobre la piel. Comprima los senos después del parto.

 

En cualquier caso debe saber que tras el embarazo sus senos pueden volver a aumentar de tamaño. No es posible garantizar un resultado estable después de un embarazo pues las causas hormonales que han podido deteriorar el seno en el curso de embarazos anteriores (si los hubo) pueden volver a producir los mismos resultados, aunque este riesgo parece reducirse en un seno operado.

A diferencia de la cirugía de aumento de pecho, en la reducción de mamas no se puede garantizar que la paciente refiera lactancias normales tras una reducción

Las hay que sí, pero también hay muchas que no. Si se somete a una intervención de reducción, debe contar con el riesgo de no poder tener lactancia. Las técnicas actuales no realizan injerto libre del pezón o areola por lo que los conductos galactóforos se preservan, pudiendo haber lactancia (la cual puede disminuir si la reducción fue muy importante).

Dra Prada

About Author

Related posts

Deja un comentario