El Capítulo Español de Flebología asegura que el tratamiento de varices con láser endovenoso reduce la agresividad y el riesgo de complicaciones - Centro Médico Prada

El Capítulo Español de Flebología asegura que el tratamiento de varices con láser endovenoso reduce la agresividad y el riesgo de complicaciones

El Capítulo Español de Flebología asegura que el tratamiento de varices con láser endovenoso reduce la agresividad y el riesgo de complicaciones

La utilización de la técnica del láser endovenoso (LEV) reduce la agresividad y las complicaciones a la hora de tratar segmentos venosos incompetentes (varices), según ha afirmado el vicepresidente del Capítulo Español de Flebología (CEF), Vicente Ibáñez, que representa a España en el XVI Congreso Mundial de la Unión Internacional de Flebología que se está celebrando estos días en Mónaco.

Esta técnica tiene la suficiente precisión para excluir determinados segmentos venosos, "con lo cual se evitan posibles complicaciones, como en otras técnicas, que conllevan cicatrices poco estéticas", ha explicado este experto. No obstante, la técnica de LEV requiere "ser cuidadoso con la potencia empleada" debido al riesgo potencial de quemaduras en la piel. "En un principio, no existe limitación de diámetro para el tratamiento de este tipo de insuficiencias con el láser endovenoso, salvo las que las características de la patología varicosa imponga".

Durante su estancia en Mónaco, Vicente Ibáñez va a explicar en una conferencia que, en casos de una completa repermeabilización del sistema venoso profundo, el tratamiento con LEV es más aconsejable puesto que "supone una menor agresión quirúrgica y lleva asociado un menor riesgo de padecer un nuevo episodio de trombosis, realizando en estos casos una buena profilaxis antitrombótica". En este sentido, "la flebectomía es una técnica quirúrgica que complementa el resultado", añadió. En cualquier caso, el doctor Ibáñez aseguró que "en todos los pacientes es fundamental un buen estudio con ecodoppler previo a la operación".

Existen una serie de contraindicaciones de diferente grado a la hora de usar la técnica de LEV. Aquellas que ostentan el grado de "absolutas" son: linfedema, safenas de menos de tres milímetros, complicados confluentes safeno-femorales y trombosis venosas profundas no repermeabilizadas o recientes, tromboembolismo pulmonar activo, trombosis venosa superficial, isquemia crónica avanzada de las extremidades inferiores, hipercoagulación primaria, infección dermatológica evolucionada, edad avanzada (más de 85 años), alteraciones serias del estado general como pueden ser casos de pacientes con cáncer. Asimismo, existen una serie de contraindicaciones "relativas" entre las que figuran: obesidad mórbida, úlcera infectada, embarazo, alergia a la anestesia local, pacientes con tratamiento de anticoagulantes orales, y algunos tipos de dificultades técnicas.

De igual forma, la "falta de experiencia" del médico responsable en el manejo pre y per-operatorio del ecodoppler y del ecomarcaje, así como una incorrecta línea de aprendizaje, y una inadecuada infraestructura que puedan generar consecuencias peligrosas para el paciente, "suponen una clara contraindicación en la utilización del LEV", explicó Ibáñez.

Fuente: El Médico Interacttivo 04.09.2009

About Author

Related posts

Deja un comentario