¿Cuando podré tomar el sol tras una abdominoplastia? - Centro Médico Prada

¿Cuando podré tomar el sol tras una abdominoplastia?

¿Cuando podré tomar el sol tras una abdominoplastia?

Una de las claves para que las cicatrices maduren correctamente y queden finalmente discretas y poco marcadas es evitar su exposición al sol hasta que estén completamente maduras, es decir, del mismo color que el resto de la piel.

Las cicatrices pasan, durante los primeros meses tras su producción, por varias fases, de duración variable según la zona del cuerpo en que se hallan y el modo de cicatrizar de cada persona. Lo normal es que estén rosadas durante un tiempo, lo que indica que hay inflamación activa en el seno de la cicatriz, que sirve para crear un cierre resistente en la piel. Cuando este proceso se termina, la cicatriz pierde ese color rosado y pasa a ponerse blanca, es decir, del mismo color que la piel de alrededor, o a veces un poco más clara. Durante el período de inflamación, el metabolismo de las células que forman parte de la cicatriz y de su entorno está más activo, incluyendo los melanocitos, responsables de la producción de melanina, el pigmento que da a la piel su color bronceado cuando tomamos el sol. Lo que quiere decir que, ante una exposición al sol sin protección en ese momento, los melanocitos emprenden una producción excesiva de melanina, que da lugar a un oscurecimiento de la piel en la cicatriz y sus alrededores. Este tono marrón de la zona es difícil de eliminar después, requiriendo tratamientos despigmentantes, etc. Por eso es mejor prevenir su aparición.

Lo dicho anteriormente no quiere decir que no se pueda tomar el sol ni ir a la playa antes de tener la cicatriz madura. Se puede hacer, siempre que se tenga la precaución de aplicar sobre la cicatriz una crema solar de alto factor de protección (SPF 50 o 60), de venta en farmacias y buenas droguerías, y renovar su uso cada 4 horas si se va a estar mucho tiempo en la playa. Esto es imprescindible incluso aunque la cicatriz quede cubierta por el bañador o bikini, como ocurre con la cicatriz inferior de la abdominoplastia, ya que la tela de la ropa de baño no siempre es totalmente opaca, sobre todo si es clara, y puede dejar pasar los rayos solares.

No hay que olvidarse tampoco de la cicatriz del ombligo, que sigue las mismas reglas, aunque suele madurar antes que la inferior.

Como es habitual que las cicatrices vayan madurando de forma desigual, es decir, que es frecuente que haya momentos en que unas partes se hayan blanqueado y otras no, hay que utilizar la protección solar máxima hasta que la totalidad de la cicatriz esté blanca y madura.

Dra. Prada

About Author

Related posts

Deja un comentario