fbpx

Cirugía estética de genitales externos

Cirugía estética de genitales externos

La armonía y la proporción de las diferentes partes corporales no tienen por qué limitarse sólo a aquellas que estén a la vista de todos. La reconformación de genitales externos por parte de un cirujano plástico permite a personas sanas mejorar su aspecto, además de los beneficios que puede tener para la autoestima y las relaciones de pareja.

De hecho, este tipo de operaciones son demandadas por el mismo número de hombres que de mujeres. Los problemas más comunes que presentan los pacientes que solicitan estas intervenciones son, en el caso de los hombres, tener un pene de tamaño pequeño y diámetro estrecho, y en las mujeres, presentar unos labios menores de gran tamaño.

Por este motivo se celebra, por primera vez en España, un Curso Internacional sobre Cirugía Estética de Genitales Externos organizado y dirigido por los doctores Ramón Vila Rovira y Carlos Cuesta en la Clínica Teknon y auspiciado por la Sociedad Española de Cirugía Plática, Reparadora y Estética (SECPRE).

Durante las tres jornadas que componen este curso, se explican temas relacionados con el tratamiento reparador y estético de los genitales externos del hombre y la mujer, la cirugía reconstructiva uretral o la reconformación de labios menores vulvares, la corrección de genitales ambiguos y la cirugía de reasignación de género.

Según el Dr. Vila Rovira, “este tipo de intervenciones en la zona genital se han incrementado de manera significativa durante los últimos años. El motivo del aumento de las solicitudes no es otro que la gran información que actualmente hay sobre este tema”.

Entre las operaciones más frecuentes de cirugía estética de los genitales externos se encuentran las que sirven para la corrección de secuelas de una fimosis, pene oculto e incurvación del pene. Pero también se realizan faloplastias de agrandamiento y rejuvenecimiento escrotal.

En lo que se refiere a las mujeres, las operaciones más comunes se centran en el rejuvenecimiento o rediseño vaginal y el lifting de pubis.

“La mayoría de los hombres y mujeres que solicitan este tipo de cirugía en los genitales lo hace por cuestiones estéticas, pero en algunos casos también presentan problemas funcionales”, apunta el Dr. Vila Rovira. “Además, estas operaciones también pueden resolver problemas psicológicos de los individuos o de la pareja”, explica el experto.

Preguntas frecuentes

Este tipo de intervenciones estéticas no suelen ser especialmente prolongadas, es más, en el caso de los hombres, el alargamiento del pene, la corrección de fimosis, el frenillo corto o el implante de prótesis de testículos, son técnicas especialmente rápidas.

“Las preguntas más frecuentes a la hora de someterse a este tipo de operaciones están relacionadas con la alteración de la función de los genitales o de su sensibilidad erógena. En todos los casos lo que es primordialmente respetado es la capacidad urinaria. En lo que respecta a las relaciones sexuales, las alteraciones son transitorias y poco a poco se va restableciendo la sensibilidad”, comenta el Dr. Carlos Cuesta.

Además, dependiendo de los problemas que se traten y de las técnicas recomendadas, se puede llegar incluso a realizar varias intervenciones de forma conjunta. De esta forma, en el caso de la población masculina es frecuente asociar en una misma operación el alargamiento y el aumento de grosor del pene. Así se evitan las complicaciones que pueden presentar los injertos grasos y no hay que demorar seis meses para realizar la segunda cirugía.

Tanto en hombres como en mujeres resulta conveniente que antes de una intervención de este tipo se confeccione una relación escrita de preguntas para que el cirujano aclare todas las dudas que puedan surgir sobre el procedimiento que se va a realizar.

Fuente: MedEstética.com 16.02.07

About Author

Related posts

Deja un comentario