¿Afecta el sol a las cicatrices? - Centro Médico Prada

¿Afecta el sol a las cicatrices?

¿Afecta el sol a las cicatrices?

Tras una lesión en la piel, bien sea una herida, quemadura, abrasión o una incisión quirúrgica, el organismo pone en marcha una serie de mecanismos de reparación que en su conjunto se denominan inflamación, y que en última instancia conducen a la producción de fibras de colágeno que “sellan” de nuevo la piel, formando la cicatriz, cosa que ocurre en un tiempo corto, de 4 a 10 días, según el grosor de la piel de la zona y su cantidad de riego sanguíneo. Sin embargo, los fenómenos inflamatorios no se acaban una vez que ocurre este cierre, sino que persisten en el tejido durante mucho más tiempo, a fin de reforzar la cicatriz recién producida y devolver la normalidad al tejido. Por eso, es normal que durante algunos meses la cicatriz presente un color rosado, que poco a poco va desapareciendo, de modo que la cicatriz madura queda ya del mismo color que la piel de alrededor.

El mismo fenómeno inflamatorio persistente hace que la cicatriz inmadura, además de estar rosada a la vista, pueda picar, molestar, e incluso en algunos casos abultarse, cosa que se denomina cicatriz hipertrófica.

Todas las células del tejido vecino a la cicatriz están, mientras dura el fenómeno inflamatorio, más activas de lo normal, y entre ellas se cuentan los melanocitos de la piel, células productoras de la melanina, que es el pigmento oscuro que da el color al pelo, a los ojos y a la piel, y que, en el caso de ésta última, responden a la incidencia de la luz solar sobre la piel, produciendo el bronceado. Eso quiere decir que, si da el sol sobre la zona de la cicatriz cuando aún hay fenómenos inflamatorios, cosa que se sabe por el color rosado de la misma, los melanocitos se activan de forma exagerada y producen una pigmentación oscura, que después persiste en el tiempo y es bastante difícil de eliminar. Este fenómeno se da con especial intensidad en personas de piel morena.

Por lo tanto, es muy importante, si se quiere evitar una pigmentación prolongada de las cicatrices, utilizar un protector solar de SPF máximo, es decir, de 50 o más, siempre que éstas vayan a estar expuestas al sol en los meses en que aún estén rosadas. Si se va a la playa, es importante, además, que el producto protector sea resistente al agua, y renovar su aplicación cada 4 horas si se va a permanecer al sol más de ese tiempo. De esta forma, se evitará en lo posible el oscurecimiento de la piel de la zona.

Dra. Prada

About Author

Related posts

Deja un comentario